Win, lose, bananas!

Un "juego" de Chris Cieslik y la esencia de la dinámica de roles ocultos. Rediseñado para homenajear al gran Woody Allen.